Feliz entrada en vigor

El 24 de diciembre de 2014, en vísperas a la Navidad, también celebramos la entrada en vigor del Tratado de Comercio de Armas (TCA).

La rapidez con la que esto ha ocurrido —solo 21 meses después de que se abriera el tratado para la firma— demuestra el impulso político mundial y la importancia de este innovador instrumento. El TCA es ahora derecho internacional, y se espera que en el 2015 los Estados transformen la manera en la que se realiza el comercio de armas, y que ello contribuya a reducir la violencia y el conflicto armado.

Anna Macdonald, Directora de Armas bajo Control explicó que “activistas de todo el mundo lucharon por años con miras a que este momento se convirtiera en realidad. Este tratado no es un pedazo de papel. Si se aplica con firmeza, sabemos que tiene el potencial de salvar muchas vidas y proteger a civiles vulnerables en todo el mundo.

El TCA transformará la manera en que se comercian las armas y municiones en todo el mundo, a fin de lograr que no quepa duda alguna de quien será el usuario final. Ya no será aceptable hacerse de la vista gorda cuando se transfieran armas a regímenes que las usen para destruir las vidas de las personas y violar los derechos humanos“.

Varios estados han decidido firmar y ratificar el tratado en las últimas dos semanas. Al 24 de diciembre, el tratado contaba con un total de 130 firmas61 ratificaciones. Muchos de los grandes exportadores de armas han ratificado el TCA, entre ellos Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, en tanto que muchos de los países que se han visto gravemente afectados por la violencia y el conflicto armados también se han unido al tratado, como es el caso de Liberia y Malí, y muchos de estos países han desempeñado un papel importante en las negociaciones y han impulsado la introducción de un lenguaje fuerte en el tratado. Este es un signo alentador para el establecimiento de una sólida norma mundial para el tratado, lo cual será fundamental para asegurar que el TCA tenga impacto.

Kennedy Mbasa, activista de Sudáfrica, el país que más recientemente ha ratificado el tratado, afirmó que los activistas africanos “hemos esperado mucho tiempo por este momento; hemos sufrido de primera mano la devastación producida por un comercio de armas fuera de control y, en nombre de los sobrevivientes de la violencia armada, debemos evitar futuros horrores y dolor“.

Tras lograr este hito, el trabajo se centra ahora en la ejecución del tratado, en particular en el período previo a la primera Conferencia de los Estados Partes (CEP). Ya se han llevado a cabo dos reuniones preparatorias oficiosas para debatir la CEP, y pronto empezarán las reuniones preparatorias oficiales, que se inician en Trinidad y Tobago en febrero.

Armas bajo control pide a todos los Estados que aún no lo hayan hecho que se sumen al tratado, y a los que ya han firmado y ratificado el tratado, que aseguren su aplicación firme e inmediata.

Fuente: ControlArms