Fuerza de Cambio: las mujeres y el desarme

Coincidiendo con las celebraciones del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres de las Naciones Unidas, la Oficina Regional de Asuntos de Desarme en Lima (UNLIREC), lanzó una nueva publicación destinada a mantener el impulso internacional en el avance hacia el empoderamiento de las mujeres en el campo de seguridad. La publicación de UNLIREC titulada ‘Las Fuerzas de Cambio II”: Reconociendo la contribución de las mujeres de  América Latina y el Caribe al desarme’ rinde homenaje a las mujeres que capturan la esencia de la resolución 65/69 adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el 2010 sobre las mujeres, el desarme, la no proliferación y el control de armas.
En el documento se encuentran las historias de funcionarias políticas, diplomáticas, oficiales de justicia y seguridad, así como mujeres activistas de la sociedad civil que dedican sus vidas, día tras día, a avanzar en la agenda de paz y seguridad desde su particular ámbito de acción.
María Pía Devoto, (APP / SEHLAC) se encuentra entre las 80 mujeres reconocidas en la historia del desarme de América Latina principalmente por su trabajo dedicado al fortalecimiento de capacidades de organizaciones dedicadas al desarrollo global y por su participación clave en la Red Argentina para el Desarme, una coalición de actores de sociedad civil que ha colaborado con el gobierno argentino en un plan de desarme que logró sacar más de 100,000 armas de circulación.
Además, desempeñó un papel de liderazgo en la Red Latinoamericana contra la Violencia Armada (CLAVE), la Red de Seguridad Humana en Latinoamérica y el Caribe (SEHLAC), la Campaña Armas Bajo Control y la Coalición contra las Municiones de Racimo. Actualmente, ella apoya a UNLIREC en el esfuerzo de incluir consideraciones de género en temas relacionados con el TCA.
Otras de las mujeres argentinas reconocidas son: Rut Diamint, Marcela Donadio, Nilda Garré, Margarita Styolbizer, Carina Solmirano,  Maira Vásquez, Liliana Soria, y Lucía Consoli.
Pueden acceder al documento completo AQUÍ
Fuente: UNLIREC